viernes, 11 de marzo de 2016

La treta

Tengo un minúsculo secreto llamado Gustavo, es un ser de color verdoso con una enorme narizota, su vestimenta es ridícula, se suele detectar por el olor que desprende a hierba recién cortada. Confieso que al principio cuando era pequeña me hacía muchísima gracia jugar con él, intuía que ese ser mágico no se mostraba ante todos, así que mi parte ególatra sintió un inmenso orgullo al ser la elegida. Ahora las cosas han cambiado, y solo pienso la manera de deshacerme de ese enano.

¿La razón? Pues no va y me dice. 

-     Elena pronto nos casaremos. – yo como si de un chiste se tratara me eché a reír.
 
Se quedó muy serio y me replicó. 

-     No vuelvas a reírte de tu fututo marido. – ahí la verdad me asustó.

-     Pero si tienes más de 700 años, y yo solo 17.

-     Debía esperar a la edad adulta humana para que contrajéramos matrimonio. Mi especie necesita mujeres, yo te escogí a ti y tú aceptaste ser la elegida.

-     Pero yo no sabía nada ¡Esto es un engaño! – sonriendo se fue.
 
Como veis para deshacer este lío solo tengo una opción ser duende, y lo aprenderé del mejor.



 
Concurso de Microrrelatos "MICROFANTASY III", en EL CÍRCULO DE ESCRITORES.

47 comentarios:

  1. Muy bueno, Irene. A mi me seduce todo lo que tenga que ver con duendes y me ha gustado este micro. Éxitos en el concurso!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi duende es un poco tramposillo, jeje
      Espero que Elena sepa salir de este lío, ;)
      Muchísimas gracias amigo, besitos!!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado. Ya sabes, a pintarse de verdad y a menguar.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues sí no le queda otra, supongo que Gustavo tendrá algún truco para reducirla.
      Muchas gracias María!!!
      Besos, :)

      Eliminar
  3. Está claro que no podemos fiarnos de los duendes, por más que nos hagan gracia o nos parezcan "monos". Yo solo espero que la niña sea más lista que el protagonista verde y consiga darle calabazas, ji, ji.

    Muy divertido y ocurrente, Irene, me ha gustado mucho.

    Besitos y buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Julia, :)
      Yo creo que Elena aprenderá rápido, más le vale... jeje

      Muchos besos y me alegro que te haya gustado, ;)

      Eliminar
  4. Jajaja, si es que no se puede una fiar ya ni de los duendes!!
    Mucha suerte para el concurso!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie se salva Flora, ¿has visto? jajaja
      Muchas gracias guapi!!!
      Besos, :)

      Eliminar
  5. ¡Cuidado Irene! el duende Gustavo es muy astuto. Un abrazo y suerte en el concurso. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Maria del Carmen!
      Un listillo eso es lo que es, :)
      Besos.

      Eliminar
  6. Vaya peligro que tiene Gustavo. Siempre queda la opción del divorcio. Saludos y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo si en el mundo mágico habrá divorcios, jeje
      Muchas gracias José, suerte para ti también.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una pequeña historia llena de duende. De esos verdes con olor a musgo y proposiciones delirantes de matrimonio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francisco, :)
      Cuidado con el olor a hierba recién cortada... es sinónimo de peligro, :D
      Besos.

      Eliminar
  8. Saludos Irene, muy creativo relato. Qué treta!. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
  9. Pues espero que la protagonista aprenda rápido y le devuelva la jugada al duende traidor, jeje.
    Me ha encantado tu micro, Irene, mucha suerte en el concurso. Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también Chari, jajaja
      Bien engañada que la tenía, ;)
      Muchísimas gracias te deseo la misma suerte, muchos besitos!!!

      Eliminar
  10. Gustavo ha salido duende con mucha seguridad y confianza en conseguir lo que quiere, con semejante treta jaja.
    Un micro precioso, Irene.
    Suerte en el concurso.

    ¡Besos, y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo ya sabía lo que hacía, jajaja
      Ahora esperar que Elena sea más espabilada y solucione el lío, ;)

      Muchísimas gracias Mila, besitos!!!

      Eliminar
  11. Ay Irene, que con el nombre de Gustavo y el color verdoso, estaba ya pensando en la rana jaja, hasta que has hablado de 700 años de edad y me he quedado dubitativo :P ¡Muy original tu micro, a saber qué le depara el destino a Elena! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya no lo sabremos José Carlos, :)
      Puede que al final si le guste vivir en el mundo mágico y engañar a otros... o salga airosa del embrollo, jeje

      Muchas gracias, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Suerte con este micro, es muy original... vaya con el duende!!!

    Mil besitos, Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto con Gustavo? Un tramposo, jeje
      Muchas gracias!!!
      Besitos, :)

      Eliminar
  13. Jajajajaja. Me ha hecho mucha gracia tu relato, ¡es genial!

    Este concurso seguro que lo gana el duende Gustavo con sus tretas. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Joel, muchísimas gracias!!! :)
      Shhh no lo digas muy fuerte que seguro que os quiere engañar, jeje

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues no me extrañaría nada, seguro que primero hace que nos confiemos y luego ¡zasca! Nos engaña a la primera de cambio. Tendré los ojos bien abiertos para vigilar que no Gustavo no intente sabotear mis microrrelatos que presenté O.O

      Eliminar
  14. jajaja, qué cabrón! Es fantástico, Irene. Muy bueno y muy original. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco cabroncete si que es.. jeje
      Muchas gracias Ana, :)
      Besos!!!

      Eliminar
  15. Esta relación es al revés: la luna de miel acabó con la propuesta de matrimonio del duende. Me recuerda un poco a los matrimonios por conveniencia o por tradición religiosa, donde a las mujeres se les asigna a un hombre para, en teoría, toda la vida. Obligada a enamorarse o a odiarlo en secreto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí el problema es que ella sabía que era elegida pero no para qué, ;) Debió preguntar ahora está en apuros.
      Muchas gracias por pasarte Julio David.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Siempre hay que leer la letra pequeña de los contratos, je, je, je.
    Muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que sí, siempre jeje
      Muchas gracias Bruno, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Siempre hay que leer la letra pequeña de los contratos, je, je, je.
    Muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Jaja joder con el duende... Muy bueno el relato, que tengas suerte! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un poco trepa, jeje
      Muchas gracias Artza, e igualmente!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Que expeditivo el duende, o te casas conmigo o te casas conmigo. Claro que a ella parece que tampoco le disgusta la idea. Suerte en el concurso Irene. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorge, :)
      Un listo, ahora Elena le tocará espabilar.
      Supongo que se debe ver contra las cuerdas, jeje
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Fiate de los duendes, que ya verás, jajaja. Me ha gustado mucho, Irene. Suerte con el concurso ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no te fíes nunca Ramón, ;)
      Muchísimas gracias y suerte a ti también, ahora iré a leer los que me quedan.

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  21. Espero que la peque se vaya corriendo a algún lugar donde ese malvado no la encuentre. Una delicia leerte Irene. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también Mercedes o que aprenda como salir de tal embrollo, ;)
      Muchas gracias el placer es mío.
      Besitos.

      Eliminar
  22. ¡Yo pensaba que era un sapo! Así que un duende no está tan mal...
    Un besito, Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja es que Gustavo es liante y siempre va engañando, jajaja
      Ahora que sabes quien es que no te engatuse para que lo votes Sue, ;)

      Gracias, muchos besos!!!

      Eliminar
  23. Hola Irene,
    ¡Qué astuto duende! Un micro con moraleja, donde el ego ilusiona y hace desgraciada a Elena, quien se ha dejado llevar por este engaño.
    Muchos besos y que haya suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella, sí muy astuto ;)
      El ego la hizo creerse importante y la elegida... de qué, lo averiguó muy tarde.

      Muchas gracias e igualmente, :)
      Besos!!!

      Eliminar