miércoles, 10 de febrero de 2016

Ausencia

Te reconozco en suspiros, tu olor, tu aliento son parte de una piel que dejó impregnada la mía. Perdí todo lo que era por ser tú, no son reproches solo el sentimiento de vagar desnuda sin nada por lo que merezca seguirte.
 
Me ahogo en la miseria de un recuerdo olvidado, que se llevó un pasado lleno de complacencia en el que comprendí que era imposible agradarte. Poco a poco fui convirtiéndome en una difusa calcomanía, esas miradas cargadas de burla rompían la poca fuerza que habitaba en mi alma y confirmaban lo que siempre supe, nunca me amarías. 

Pero eso no me quitó las ganas de quererte, ironía de la vida luchaba por ti con más fuerza, ahora me pregunto qué hubiera ganado y sé la respuesta, trágica y dolorosa respuesta. 

No supe como lograr tu cariño pensé que si te daba un hijo me querrías por él, pero eso tampoco pudo ser. Culpa mía, claro. Más miradas de reproche, más dolor en el alma.

Allí fue mi final. Empezaste a tener una vida paralela a la nuestra desapareciendo progresivamente, las noches se convirtieron en días y llegó el momento que tus ausencias eran más eternas que los periodos compartidos.  

No te pedía explicaciones el miedo a que no volvieras era tan fuerte que te lo permitía todo. Aún así mi fe ciega en ti dudaba de la crueldad en la que serías capaz de someterme, haciendo añicos el vapor que nos sostenía. 

Recuerdo la despedida, fría como lo que nunca tuvimos. Sonó el timbre y lo supe, no debí haber abierto la puerta que guardaba mi futuro, pero lo hice. Conocí a tu hijo, lo llevaba en brazos la mujer que logró que tus ausencias fueran tan prolongadas, y dos maletas. 

Lo comprendí, cobarde fuiste, pero lo comprendí.
 
 
 
 
Concurso de Relatos "SAN VALENTÍN II, La Cara Oculta"

 

45 comentarios:

  1. Qué triste y cruel historia, Irene. Muy bien narrada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Eva, :)
      Sí que es muy cruel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Cuando el amor que siente una por alguien, es tan fuerte y sincero, siempre queda la esperanza de ser correspondida por igual. Algunas veces, ese mismo amor aleja a la otra persona, pues ésta, en su fuero interno, no se ve capad de corresponder como se esperaba de ella, y, le es más fácil refugiarse en otros brazos que no le supongan un esfuerzo amar. Y siempre queda, uno de los dos con el recuerdo más doloroso y a la vez, con un corazón más fuerte y amoroso.

    Comprender la situación y aceptarla, es un acto de valentía y superación personal.

    Irene, ¡Me ha encantado tu relato! Deja una sensación triste, pero ha sido un placer leer tu maravillosa narración.
    ¡Un Montón de besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie merece sufrir por amor y menos de este modo, ni esperar que el tiempo cambiará y con él perdonar todo lo que vaya sucediendo.
      Pero las dependencias hacia otros son difíciles de superar, y más si el mundo construido es en base a esa relación dañina.

      Volver a empezar de cero y darse cuenta de la realidad vivida es un paso importante.
      Nada debería detenernos para ser felices y queridos.

      Muchas gracias Mila, me encanta que te encante, :)
      Espero que la sensación triste fuera pasajera y que puedas quedarte con un futuro sin dolor.

      Muchos besitos!!! ;)

      Eliminar
  3. Cuando el amor no es correspondido es empeño vano el someternos al capricho por conseguir el amor del otro.
    Lo mejor es desaparecer sin sentirnos culpables de nada, sin hacernos víctimas.
    Lo más seguro es, que nuestro Amor no sea merecido por el ser que nos rechaza.
    Precioso relato de desamor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Francisco, al final un amor sufrido y dependiente nos hace ser nuestras propias víctimas, pero el paso para superarlo es complicado.
      La suerte de la protagonista es que al final se dio cuenta.

      ¡Muchísimas gracias!!! Besos, :)

      Eliminar
  4. Se me ha erizado la piel al leerte y sentir tan profundo dolor. Dar y dar a cambio de migajas, de nada... Y un final desolador.

    Mil besitos y te Felicito por tu emotivo relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Auroratris te las agradezco, :)
      Un final con un inicio lleno de posibilidades, al fin lo comprendió.

      ¡Muchos besitos!!!

      Eliminar
  5. Ácido relato de sentimientos encontrados e ironía de un trágico amor no correspondido.
    Me gustó el resultado, Irene, y espero que tengas mucho éxito.
    Muchos besitos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Estrella, :)
      La ironía por la lucha de un amor no correspondido, un amor inexistente.

      Me alegra que te haya gustado, besitos!!!

      Eliminar
  6. Qué preciosidad de relato, Irene!! La delicadeza y la poesía que subyace en tus letras enamora, sencillamente. Poco a poco nos introduces en esa atmósfera emocional que vive la protagonista, triste y sutil pero también hermosa de algún modo.

    Qué bueno, me ha encantado!!

    Besitos admirados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Julia, gracias pero muchas gracias!!!
      Qué comentario más bonito, :)
      No sé ni como contestarte, te lo agradezco.

      Muchos besitos!!!

      Eliminar
  7. Qué hermoso relato Irene. Me ha encantado leerte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes muchísimas gracias!!!
      Me alegro que te haya gustado leerme, :)
      Besitos!!!

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu relato Irene , como narras ese dolor y ese desanimo cuando el amor no es correspondido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir mis relatos hasta que me levanten la sanción. Un abrazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias Maria del Carmen, :)
      Un amor sufrido porque nunca llegaron a compartirlo.

      ¿No te contestaron de google+?
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Buaf, qué relato tan triste y desolador, como debe ser amar y no ser correspondido en la misma proporción. Esperar a que te amen es una espera estéril. Vale mas cortar de raíz pero, claro, quien ama desesperadamente no quiere romper los lazos, por débiles que ya sean, con el objeto de su amor.
    Me ha encantado el modo de narrar esta historis.
    Un abrazo y feliz San Valentín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Josep Mª, :D
      Me quedo con este buaf, ¡me encanta!!!
      La dependencia hacia otras personas es muy difícil de superar, sobretodo cuando nos creemos culpables y que el problema radica en nosotros.
      Nadie merece sufrir por amor, pero aprenderlo depende exclusivamente de nosotros.

      ¡Un fuerte abrazo!!! Y gracias de nuevo, :)

      Eliminar
  10. Un relato muy bien narrado, aunque trate de ese tema tan triste que es el desamor. Coincido con Julia en que tus letras están llenas de poesía y delicadeza, te ha quedado genial.
    Un beso enorme, Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Chari, :)
      Te agradezco muchísimo tus palabras.
      Muchos besitos!!!

      Eliminar
  11. Qué duro, Irene! Es un suspiro, incluso de alivio. Al final, a pesar de la dureza, se dio cuenta de que "el agua que no es de beber, hay que dejarla correr". Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es verdad un alivio que finalizara con ese bucle destructivo, donde solo existía dolor.

      Muchas gracias Ana, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Esto reafirma mi pensamiento de que, cuando la otra parte no está por la labor de crear algo conjunto, de ir regando la planta de una relación para que ésta crezca, dejar pasar el tiempo es un error, sobretodo pensando que más adelante ya irán las cosas a mejor.

    Así que es más prudente cortar pronto una relación con tintes de tóxica, que alimentar al monstruo del desamor continuamente...

    ¡Muy buen texto Irene! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Carlos, :)
      El tiempo en este caso no todo lo cura, ni lograría que las cosas mejoraran, pero cuando creas un vínculo de este tipo es complicado romperlo, más si crees que la culpa para que no funcione es uno mismo.

      Al final comprendió que todo seguiría igual, y solo necesitó ver que él había logrado la vida que ella había deseado para finalizar con todo.

      Un fuerte abrazo, ;)

      Eliminar
  13. Que difíacil, que dureza, muy bueno.
    Me da pena lo cobarde qeu puede ser el hombre, que desde un principio tendría que haber dado la cara.
    Pero en el amor nunca se sabe...
    Genail.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, :)
      Sí él fue cobarde pero ella se aferró a una relación sin base, sin amor.
      Luchó por algo que no existía.

      Besitos, ;)

      Eliminar
  14. Me resulta muy bien planteado, amiga. Bien poético su discurso.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José, te lo agradezco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Dicen que el amor no correspondido es más romántico: a algunos, incluso, se les crea un vicio.

    Hay que amar y dejar partir, amar y dejar partir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si más romántico pero si doloroso, es una dependencia insana.

      Muchas gracias, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Muy triste pero tal vez ahora la protagonista pueda comenzar una nueva vida. Desolador escrito, Irene.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora tendrá la oportunidad de volver a empezar soltando al fin una relación inexistente que solo le provocó dolor.

      Muchas gracias Federico, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Una escenificación excelente de una historia que se repite a menudo con diferentes matices. Por desgracia es muy común echarse la culpa por lo que otros son responsables, casi como una justificación para no romper con la situación.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mª Jesús, :)
      Es más fácil culparnos que ser conscientes de la realidad que vivimos, lo malo es que solo logramos alargar una mentira que el tiempo la hará insostenible y trágica.

      Besos, :)

      Eliminar
  18. Confesión en primera persona que crea una empatía directa con el lector. Un mar de tristeza y una nueva puerta por la cual cruzar. Un micro muy bueno, Irene.
    ¡Abrazo, Compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Edgar, ;)
      Me alegra mucho que te haya gustado.
      Una puerta siempre y oportunidades miles :)
      ¡Un fuerte abrazo compañero!!!

      Eliminar
  19. Tu prota seguro que encuentra a alguien que le corresponda. Si alguien no te quiere lo mejor es que se marche.
    Un abracico, Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el tiempo la tratará muchísimo mejor, encuentre o no encuentre hay que ser feliz.

      Muchas gracias Sue, besitos!!! :)

      Eliminar
  20. Muy bueno, Irenita. Enhorabuena por tu premio. ;)
    Un besazo. =)

    ResponderEliminar
  21. Tremendo tu relato, no sé si es personal o imaginario. De todas formas, aunque es muy duro, siempre es bueno recordar aquello de "Hoy es el primer día del resto de mi vida". El tiempo ayudará a la protagonista a encontrar lo que se merece, alguien que tanto ama tiene que ser recompensada, al menos, con una vida en paz consigo misma. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un relato que presenté en el Círculo de Escritores, la temática era el desamor. Por eso la dureza del texto.

      Estoy contigo Maru, ''Hoy es el primer día del resto de mi vida'', no tenemos que olvidar que siempre hay nuevos inicios, y otras oportunidades que nos harán bien.

      Muchísimas gracias por la visita y comentar, :) Vuelve siempre que quieras, yo estaré muy agradecida por ello.

      Un abrazo.

      Eliminar